El batería de Def Leppard vuelve a perder miembros en un accidente

"PUES ESTO YA ES MALA SUERTE", ASUME

Rick Allen, batería del grupo británico Def Leppard, ha vuelto a sufrir un accidente automovilístico que le ha supuesto la pérdida de otros dos miembros: en esta ocasión su brazo y su pierna derechas.

Al igual que músicos como Jason Becker, Rick se ha convertido con el paso de los años en un gran ejemplo e icono de superación dentro del rock, ya que pudo sobreponerse a la pérdida de su brazo izquierdo y seguir aporreando la batería en Def Leppard gracias a una batería adaptada. Con este kit, Rick tuvo que aprender a suplir los golpes del brazo que le faltaba con sus piernas, y también aprendió a coordinar nuevamente el ritmo físico que esto requería.

Por este motivo, la pérdida de dos nuevos miembros ha dejado en shock al mundo del rock y al propio Rick Allen.

“Pues esto ya es mala suerte”, asume el músico sin perder un ápice de optimismo.

“Pero si conseguí superar mis barreras y aprender a tocar de nuevo la batería, seguro que puedo hacerlo de nuevo”, asegura.

“Peores heridas he sufrido”, declara.

En estos momentos el batería se encuentra probando varios kits adaptados, entre los que se incluyen ingeniosos mecanismos para que un hombre que sólo cuenta con una pierna pueda tocar la batería.

Se baraja una batería con la que realizaría los golpes sólo con su pierna izquierda y su cabeza, gracias a un casco con una baqueta pegada. Éste sería el modelo unicornio.

También se baraja un mecanismo con sensores musculares que se activarían para golpear los tambores según qué músculo tense Rick.

“Esto es una cuestión de creer en ti mismo”, afirma el músico, que tampoco descarta los futuros avances tecnológicos para convertirse poco a poco en un cyborg baterista.

Noticias relacionadas